INTERNACIONAL

Presidente de Taiwán: “Mostraremos al mundo nuestra determinación de protegernos”

 

El recién electo presidente taiwanés, William Lai (Lai Ching-te), ha declarado que su gobierno demostrará una firme «determinación» para «proteger» la isla, tras el inicio de intensas maniobras militares chinas en las cercanías de Taiwán. Estas maniobras, iniciadas este jueves, continuarán el viernes, según las previsiones.

Durante un acto en la sede de la 66 Brigada de Infantería de Marina, Lai enfatizó que «la comunidad internacional está prestando mucha atención al Taiwán democrático». Aseguró que, frente a los desafíos y amenazas externas, su gobierno seguirá «defendiendo el valor de la libertad y la democracia y protegiendo la paz y la estabilidad regionales».

El mandatario taiwanés expresó su «confianza» en las capacidades del Ejército isleño y llamó a los ciudadanos a mantener la calma. «Como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, mi responsabilidad es proteger a nuestro país y proteger las vidas y propiedades de todo el pueblo taiwanés. Estaré en el mismo frente que mis hermanos y hermanas del Ejército para proteger conjuntamente la seguridad nacional», afirmó Lai.

Pekín ha etiquetado al presidente Lai como un «secesionista» y un «alborotador». Sin embargo, Lai reiteró su compromiso de «promover la reforma de la defensa nacional, fortalecer la efectividad general en combate del Ejército y brindar una mejor atención» a los miembros de las Fuerzas Armadas. «Creo firmemente que cuidar bien del ejército nacional significa cuidar bien del país», concluyó Lai.

El Comando del Teatro Oriental de Operaciones del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China anunció el inicio de estos ejercicios militares cerca de Taiwán a las 7:45 de esta mañana (19:45 hora chilena del miércoles). Según China, estas maniobras representan un «fuerte castigo» a los «actos separatistas relativos a la independencia» de Taiwán. El EPL calificó las maniobras como «completamente legítimas y necesarias» y alineadas «con el derecho y la práctica internacional».

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin, declaró que estos ejercicios están destinados a «salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de China» y a «castigar las actividades separatistas» de quienes promueven la independencia de Taiwán. Wang también señaló que las maniobras son una «seria advertencia contra las fuerzas externas que provocan e interfieren en los asuntos internos de China».

En respuesta, tanto el gobierno de Taiwán como los principales partidos de la oposición han condenado enérgicamente las maniobras militares chinas. El Ministerio de Exteriores de Taiwán reiteró que la isla «continuará defendiendo su creencia en la democracia» y no cambiará su postura «debido a la coerción» de China, que sigue considerando a Taiwán, gobernado de manera autónoma desde 1949, como una «provincia rebelde».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba